La flexibilidad laboral tras el Covid-19

Compartir

El Covid-19 ha irrumpido en el mundo empresarial y ha provocado cambios estructurales tanto en los espacios de trabajo como en la organización de los equipos. La interrupción de la actividad presencial en muchas empresas ha impuesto el teletrabajo, modelo que hasta ahora sólo algunas  compañías habían testeado y del que ahora todas pueden concluir resultados de productividad. La implantación del teletrabajo, pese a que haya tenido lugar en un estado de excepcionalidad, ha abierto la veda a modelos híbridos que combinan la presencialidad y el trabajo en remoto y que abogan, al fin y al cabo, por la flexibilidad laboral.

La flexibilidad laboral se ha entendido hasta ahora como un aspecto clave para la retención de talento por favorecer los derechos de los trabajadores y por fomentar la conciliación de la vida profesional con la personal de los equipos. Numerosos estudios han demostrado, además, que los modelos de organización laboral flexibles están estrechamente ligados con un aumento de la productividad.

De hecho, según un estudio realizado por IWG Group -principal proveedor mundial de espacios de flex del que forman parte marcas como Regus y Spaces- el 70% de las empresas españolas que han introducido políticas de flexibilidad laboral en sus equipos afirma que su productividad ha aumentado hasta un 21%. Según el mismo estudio, el 83% de las personas encuestadas elegirían un trabajo que ofreciera trabajo flexible en lugar de uno que no lo hiciera, y casi un tercio (28%) de las personas valoran más poder elegir su lugar de trabajo que un aumento de días de vacaciones.

En línea con el auge de estos modelos de organización laboral, cada vez son más las empresas que apuestan por ubicar en espacios flex a una parte de sus equipos con el objetivo de obtener mayor adaptación a sus necesidades tanto de crecimiento como de flexibilidad laboral. Esta apuesta la han realizado sobre todo grandes multinacionales con aquellos equipos con un alto uso de herramientas digitales o que requieren de una alta movilidad. Los espacios flex, además, pueden aportar a las empresas soluciones inmediatas en cuanto a medidas sanitarias post Covid-19, reduciendo considerablemente la inversión necesaria para adecuar sus propias oficinas al nuevo protocolo sanitario.  

Comenta

Contacta con el equipo de expertos en Coworking

Vanesa Franquet