¿Espacio flexible o coworking?

Compartir

Si bien las oficinas flexibles existen desde la década de los 80, no fue hasta el 2017 que este sector inició en España –especialmente en Madrid y Barcelona- un proceso de expansión y profesionalización.  De hecho, según el último informe publicado por FORCADELL, los espacios flexibles protagonizaron en la ciudad condal 1 de cada 5 m² de oficinas contratados. El auge de este modelo responde a las nuevas necesidades de los entonos laborales, cada vez más dinámicos, flexibles y digitales.

Aunque en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos, lo cierto es que no todos los espacios de oficinas flex son coworkings. Las oficinas flexibles abarcan dos principales tipologías de espacios para las empresas: oficinas privadas para una sola compañía o espacios de coworking.  Las oficinas privadas se ubican mayoritariamente en centros de negocio y son muy utilizadas por grandes corporaciones que buscan privacidad, comodidad y servicios. Estas compañías apuestan por centros de negocios para abrir en ellos sus nuevas sucursales o instalar equipos muy volátiles. También es un modelo muy utilizado por pequeñas empresas que requieren de privacidad con sus clientes como consultorías o gestoras. 

La principal diferencia de las oficinas privadas flexibles con el espacio de coworking es que éste se respalda en la comunidad de coworkers. Los centros de coworking se basan principalmente en espacios de oficinas abiertos –aunque también tengan zonas privativas- para que haya interacción entre las empresas y equipos que ahí se ubican y puedan, así, surgir sinergias entre unos y otros. El coworking, por lo tanto, favorecerá la interacción de la comunidad no sólo con el diseño del espacio, sino también con una amplia oferta de eventos.

Si no sabes qué tipo de espacio flexible se adecúa mejor a las necesidades de tu empresa, contacta con uno de los expertos de FLEXES para que te asesore en la búsqueda del mejor espacio flexible.

Comenta

Contacta con el equipo de expertos en Coworking

Vanesa Franquet